¿Hasta qué edad deben ir en silla los niños en el coche?

26 de septiembre de 2020 Tiempo de lectura 5´

Los sistemas de retención infantil (SRI) son de uso obligatorio en nuestros vehículos siempre que se lleve como pasajero a un niño. El objetivo de estos dispositivos garantiza que el niño o niña cuenten con las suficientes medidas de seguridad para evitar daños mayores en caso de accidente. Su eficacia está más que demostrada y por ello su uso está establecido por la DGT.

Podemos encontrar varios modelos de silla para niños que se ajustan a sus características físicas. Es importante que el SRI encaje con las características del niño y que también encaje con el vehículo para su correcto funcionamiento. Antes de adquirir cualquiera de estos dispositivos debemos asegurarnos de que sea compatible con nuestro vehículo.

Cabe preguntarse hasta que edad es necesario usar esta silla cada vez que tengamos como pasajero a una niña o niño. Lo cierto es que los límites atienden sobre todo a las características físicas del niño. Esta es la principal medida que determinará el uso del SRI, ya que lo que se pretende es conseguir las adaptaciones necesarias hasta que el cinturón de seguridad sea apto para el uso del menor.

Con respecto a esto y sobre la cuestión de la edad límite para el uso de la silla de niño en nuestro coche, debemos hacer varias precisiones para establecer de manera clara qué es lo que establece la norma.

Además de la edad debemos tener en cuenta otros factores al usar una silla de niño para el coche

En un primer momento cabe señalar que se debe usar un SRI siempre que un niño o niña vaya en nuestro vehículo. Esto también incluye el momento del traslado del recién nacido desde el hospital hasta su residencia. Para ello se usarán los dispositivos de retención que existen para los bebés y que cumplen una serie determinada de características.

Podemos encontrar hasta cuatro tipos de SRI que hacen referencia al peso del niño y que cubren diversas etapas de su vida. La división se establece de manera flexible de manera, que como ya hemos indicado, serán las características físicas del niño o niña la que determinen el uso de una silla u otra.

Así encontramos las sillas del Grupo 0 y 0+ pensadas para niños de hasta 13 kilogramos aproximadamente, las del grupo 1 para los infantes de 9 a 18 kilogramos y los dispositivos de los grupos 2 y 3 para los pequeños de 15 a 36 kilogramos. Como se puede comprobar en esta clasificación, no se establece criterio de edad para su uso.

Si que en las recomendaciones de la DGT podemos encontrar un doble límite: medir más de 135 centímetros y la edad de 12 años. Es decir, aunque no se establece de manera concreta esta edad, se puede considerar como la edad máxima siempre y cuando se cumplan ciertas características físicas.

La altura parece ser el indicativo que nos puede señalar cuando un niño o niña puede dejar de usar una silla para el coche. Estableciendo el mínimo en 135 centímetros, pero con una recomendación hasta los 150 centímetros. Si se cuenta con esa altura ya se puede dejar de usar los dispositivos de retención y se podrá usar el cinturón de seguridad de manera habitual.

Los 12 años se establecen como una especie de referencia en la que se da por supuesto que el niño o niña tiene las características necesarias para usar el cinturón debidamente. La edad debe ser tenida en cuenta con la altura, que nos puede señalar el fin del uso de la silla de coche para el niño con anticipación.

Comprueba siempre que el cinturón queda bien ajustado al niño antes de dejar de usar el SRI

Además de estas recomendaciones, la DGT establece una serie de indicaciones para saber si el uso del cinturón de seguridad es adecuado y determinar si el niño puede dejar de usar la silla del coche. Todo dependerá de que el cinturón de seguridad quede perfectamente colocado y ajustado a su cuerpo.

Se considera que esto es así cuando la banda superior pasa por la clavícula y por el hombro, bien pegada sobre el pecho, sin tocar el cuello ni el mentón del niño. La banda inferior deberá quedar lo más baja posible pasando por la cadera evitando que pase por el estómago. Si consideramos que nuestro hijo a pesar de su edad no cumple con estos requisitos cuando usa el cinturón, deberá seguir usando un dispositivo de seguridad.

Cuando tienen más edad (en torno a los 12 años, ya indicados) existen otro tipo de dispositivos que ya no aparecen como sillas, sino que se configuran como alzas que ayudan al niño a obtener la altura necesaria para que el cinturón quede perfectamente colocado.

Con estas indicaciones podrás disfrutar sin problemas de tu vehículo y gracias al renting de VAMOS.es podrás conducir siempre el coche que mejor se adapte a tu estilo de vida. Contacta ya con nosotros para recibir más información.

Compartir