Renting Jeep

Renting Jeep

Busca entre nuestros modelos las mejores ofertas de los coches Jeep

¿No encuentras lo que estás buscando?

Renting de coches Jeep

Disfruta del renting de Jeep, la legendaria marca de origen militar

En Vamos te proponemos que disfrutes del renting de Jeep. Se trata de una marca estadounidense de automóviles cuyo origen es de lo más peculiar. Su sede central sita en Toledo (Ohio), Estados Unidos, y es la marca por excelencia de los todoterrenos. Su nacimiento se remonta a 1941, siendo así el fabricante más antiguo de este tipo de vehículos.

Sus modelos se caracterizan por tener un diseño de estilo militar. Este hecho no es de extrañar puesto que el origen de Jeep está directamente relacionado con el ejército norteamericano y guarda, además, un estrecho vínculo con la Segunda Guerra Mundial.

Una marca con origen militar

Los orígenes de Jeep se remontan a julio de 1941, año en el que las compañías americanas Ford Motor Company y Willys-Overland unieron sus fuerzas para fabricar vehículos Jeep en sus fábricas de Ohio, Estados Unidos.

Este acuerdo tuvo lugar después de que en 1940 el ejército estadounidense, sumergido en la Segunda Guerra Mundial, hiciese un requerimiento a los 145 fabricantes de automóviles norteamericanos para realizar una propuesta de diseño de un vehículo de combate específico que debía reunir una serie de requisitos.

Las características específicas que debía reunir el vehículo, según estableció el gobierno norteamericano, fueron las siguientes: peso máximo de 594,20 kg, tracción en las cuatro ruedas, distancia mínima del suelo de 158 mm, distancia entre ejes inferior a 2032 mm y entre ruedas menor que 1193 mm, así como ser capaz de transportar 274,42 kg de peso.

De entre todos los fabricantes, únicamente Ford Motor Company, American Bantam Car Company y Willys-Overlan respondieron a la llamada del ejército norteamericano y, de estas tres compañías, solo las dos últimas cumplieron con exactitud las exigencias del gobierno de Estados Unidos. Bantam terminó su prototipo en septiembre de 1940, cumpliendo así con el plazo máximo establecido de 49 días.

Las limitaciones tanto económicas como técnicas que presentaba Bantam propiciaron que el ejército entregase a Willys-Overlan y a Ford los planos originales de esta para que cada una de ellas realizase su propio prototipo. Una vez el ejército se hizo con los tres modelos, decidió que cada una de las compañías se hiciera cargo de parte de la producción. Se encargaron 1.500 unidades a cada una de ellas, sumando un total de 4.500.

El modelo que más se acercó a las exigencias requeridas por el ejército fue el de Willys-Overland, por eso en julio de 1941, una vez se entregaron todos los vehículos, las fuerzas armadas otorgaron a Willys el contrato para producir otras 16.000 unidades, con el requisito de que Overland compartiera sus diseños con Ford para aumentar el ritmo de producción. De este modo, durante la contienda se llegaron a fabricar más de 600.000 unidades.

La contribución de estos vehículos al ejército fue tal, que el general del ejército estadounidense George C. Marshall definió al Jeep como “la mayor contribución de los Estados Unidos de América a las operaciones de guerra modernas”.

Transformación a un modelo civil

Una vez acabado el conflicto bélico, la producción del Jeep se centró en el terreno agrícola. Fue en 1946 cuando Willys-Overland quiso ir más allá y adaptó el Jeep a un uso civil dando lugar a la familia ‘CJ’ –Civilian Jeep-. El primer modelo fue el CJ-2A, seguido del Station Wagon AS. En 1948 desarrolló los modelos CJ-3A y Jeepster.

Registro de la marca Jeep

No fue hasta el año 1950 cuando Willys-Overland registró oficialmente a Jeep como marca comercial internacional. Más adelante, en 1953, Kaisers Motors adquirió la compañía que cambiaría de nombre en 1963 llamándose, entonces, Kaiser-Jeep. En 1970 American Motors se hizo con la totalidad de la empresa que pasó definitivamente a ser adquirida por Chrysler en 1987.

Antes de registrarse como marca, la palabra ‘Jeep’ tan solo era un mote con el que se conocía al todoterreno ligero del ejército norteamericano. En muchos países, incluso, había quienes llamaban ‘Jeep’ a cualquier 4×4, fueran o no de esa marca.

Origen del nombre

El término Jeep fue utilizado por primera vez en 1941 para denominar al modelo de fabricación producido por la compañía Willys-Overland Motors con motivo del requerimiento del ejército estadounidense. Son varias las teorías sobre el origen de la marca Jeep, pero tres de ellas se erigen con fuerza sobre el resto.

La primera de ellas es la que defiende que su origen se debe a la pronunciación en inglés de las siglas ‘G.P’ correspondientes al término anglosajón General Purpose (vehicle), vehículo para cualquier propósito, el cual se empleó para dar nombre al proyecto que encargaba la producción de estos vehículos. También se asocian estas siglas a Government Purpose, que equivaldría a los propósitos gubernamentales norteamericanos.

Otra versión que se tiene en cuenta es la que sitúa su origen allá por 1934. Según esta, el origen del nombre de la marca estadounidense podría estar en los camiones y tractores llamados Jeep. Estos se utilizaban para ayudar en la extracción de petróleo en Oklahoma en los años 30.

Otra de las teorías tiene su origen en los cómics de Popeye de los años 30. En ellos aparecía un personaje llamado Eugene the Jeep. Se trataba de una especie de mascota con poderes mágicos capaz de hacer cualquier cosa. Esa capacidad de salir adelante en cualquier tipo de dificultad es lo que hizo que las tropas apodasen al vehículo ‘Jeep’.

La última de las cuatro teorías que suenan con más fuerza también tiene su causalidad en las tropas norteamericanas. En este caso, el nombre de Jeep responde al acrónimo de las palabras ‘Just Enough Essential Parts’ (solo lleva las piezas esenciales) con las que los soldados se referían a este vehículo.

Curiosa historia del logo

El emblema de Jeep cuenta con dos variantes. En una de ellas el diseño del logotipo está formado por el frontal del modelo Jeep Willys, coronado por la palabra de la propia marca. Simplemente se emplea para publicidad y marketing. El otro, en cambio, es más escueto. Se conforma, únicamente, de las cuatro letras que forman la palabra ‘Jeep’ y es el que encontramos representado en todos los vehículos de la marca.

La estrategia de la compañía respecto al logotipo fue crear una fuente que careciera prácticamente de ángulos agudos. Esto fue hecho especialmente para enfatizar la seguridad y fiabilidad que aportan estos vehículos.

Jeep en Europa

Cuando el ejército norteamericano no podía disponer de los Jeep como vehículo de trabajo o cuando su reparación resultaba muy costosa, estos eran transportados a Europa y eran vendidos a granjas y a pequeñas empresas de todo el continente. En muchas ocasiones, el Jeep era el único automóvil de que podían disponer a falta de vehículos nuevos.

No fue hasta 1994 cuando Europa empezó la fabricación propia de automóviles Jeep. La encargada de hacerlo fue la empresa austriaca Steyr-Daimler-Puch. En un proyecto conjunto con Chrysler, empezó a montar en su fábrica de Graz la que sería primera generación europea del modelo Jeep Grand Cherokee.

Actualidad

En 1998 se materializó la fusión de Daimler-Benz y Chrysler. De este modo Jeep formó parte de Daimler-Chrysler hasta 2007, con la compañía Mercedes-Benz como casa matriz.

En 2009 la compañía Chrysler Group LLC firmó una alianza mundial con Fiat SpA de forma que, desde ese año, la empresa norteamericana pertenece al grupo automovilístico FCA -Fiat Chrysler Automobiles.

La actual gama de Jeep se sitúa por encima de las firmas generalista tanto en lo referente el precio como al posicionamiento. La compañía ha logrado mejorar su imagen gracias a ciertos modelos como el Grand Cherokee y el clásico Wrangler.

Ventajas del renting de Jeep en Vamos

En Vamos te ofrecemos la forma más inteligente de estrenar tu próximo coche sin necesidad de comprarlo. A través del renting de Jeep te proponemos que disfrutes del modelo y la cuota que mejor se adapte a tus necesidades, sin entrada ni fianza.

Con Vamos, en unos minutos y con tan solo unos clicks, puedes reservar el Jeep perfecto y recibirlo en tu casa en unos días y de forma gratuita para empezar a conducirlo. Si bien es cierto que se van a ir incorporando nuevos modelos, actualmente te ofrecemos el renting del Jeep Compass, perfecto para aquellos conductores que necesitan un coche que les acompañe en las aventuras de los largos viajes por carretera.

Además, disponemos de la mejor oferta de renting de Jeep sin entrada ni fianza. Con nosotros no tendrás que endeudarte para financiar tu coche, pagar el seguro, impuestos, asistencia en carretera o el mantenimiento que el propio vehículo conlleva. Todo ello viene incluido en tu cuota mensual de renting. Además de ahorrarte el concesionario, puedes elegir entre nuestros Jeeps el que mejor se adapte a ti.

Una vez hayas elegido el modelo de Jeep que más se adapte a tus necesidades, puedes reservar tu renting desde el sofá de casa ya seas particular, autónomo o empresa. Tan solo deberás rellenar unos datos para que tu solicitud, 100% online, sea aprobada. Tan pronto como hayas hecho la reserva, te llevamos el Jeep a la puerta de casa o adonde tú prefieras, sin ningún coste adicional.