Renting Mazda

Renting Mazda

Busca entre nuestros modelos las mejores ofertas de los coches Mazda

¿No encuentras lo que estás buscando?

Renting de coches Mazda

Disfruta de la tecnología SkyActiv con el renting de Mazda que te ofrece Vamos.
Vamos pone a tu disposición el renting de Mazda para que experimentes la sensación de conducir un coche con tecnología SkyActiv. La marca, de origen japonés, cuenta con tecnologías avanzadas gracias a sus más de 100 años de experiencia en el sector automotriz, en el que se inició en 1920 en la ciudad nipona de Hiroshima, donde actualmente se encuentra su sede central.

Hoy en día, es una de las pocas empresas automovilísticas que no pertenecen a ningún gran grupo o conglomerado empresarial. Aún así, hasta el año 2015 formó una alianza de capital con la estadounidense Ford, que duró 36 años y le permitió crear innovadores diseños con gran calidad que la convierten, y hoy es una de las marcas con más fiabilidad en el mercado.

Origen de la marca

El origen de Mazda se remonta a 1920, concretamente al 30 de enero, cuando Jujiro Matsuda fundó en la ciudad japonesa de Hiroshima la compañía, inicialmente llamada Toyo Cork Kogyo Co. Ltd. Durante sus primeros años de vida, esta dedicaba su actividad a la fabricación de productos diversos como corchos, maquinaria pesada y equipos industriales.

No fue hasta 1929, con la empresa ya asentada, cuando Matsuda decidió probar suerte con la fabricación de automóviles. Así, en 1931 llegó el primer automóvil de la compañía. Se trataba del Mazdago, un vehículo industrial de tres ruedas con un diseño peculiar: la parte delantera era como una moto y la trasera era un remolque con dos ruedas.

El primer vehículo fabricado por Mazda tuvo gran aceptación en el mercado. Tanto fue así que, en 1934, tuvo que ampliar sus instalaciones para poder responder a la demanda del Mazdago. Sin embargo, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial su producción se detuvo para centrarse en la fabricación de armas para el Ejército Imperial Japonés.

Bomba atómica de Hiroshima

En 1945, un ataque nuclear por parte de Estados Unidos dejó la ciudad de Hiroshima destruida debido al efecto de la bomba atómica que cayó sobre ella. Afortunadamente para la compañía, sus instalaciones no se vieron afectadas ya que se encontraban a las afueras de esta. Sin embargo, entre los fallecidos se encontraba gran parte de la plantilla de trabajadores de Mazda, de modo que el rendimiento de la empresa se vió afectado.

Tras el ataque atómico a Hiroshima, así como el de la ciudad de Nagasaki, Japón quedó destruido viéndose, de este modo, inmerso en una reconstrucción. Esto propició un nuevo comienzo para la compañía que aprovechó las necesidades del país para reactivar su propia economía. De este modo, la actual Mazda, reinició la producción de vehículos de tres ruedas como el Mazdago, imprescindibles para las tareas de reconstrucción.

Primeros coches

Finalmente, en 1960 llegaría el primer vehículo de cuatro ruedas de la firma japonesa: el Mazda R360. Se trataba de un coupé de dos plazas con unas dimensiones muy pequeñas que alcanzaba una velocidad de 84 kilómetros por hora. Este modelo revolucionó el mercado nipón ayudando, además, a la motorización del país. Así, poco después llegaría el Mazda B360 Pickup, con características idénticas al anterior exceptuando el remolque trasero.

Los años 70 fueron claves para la internacionalización de la empresa japonesa. El éxito de sus primeros automóviles le permitió cruzar fronteras y dar el salto a Estados Unidos. Allí, abrió su centro de investigación en California del que surgieron modelos como el legendario roadster Mazda MX-5, un coche de dos plazas con un diseño totalmente deportivo. Asimismo, durante esta década, Ford se hizo con el 25% de la empresa.

Aparición de Ford

En los años venideros, la actual Mazda disfrutó de grandes resultados económicos gracias a la asociación con Ford. La clave del éxito fueron los precios asequibles de sus modelos así como la incorporación de tecnologías innovadoras. Así, el modelo 323 se convirtió en el vehículo más vendido en Japón en la década de los años 80.

En 1984, la empresa pasó a denominarse Mazda Motor Corporation, en homenaje a su fundador Jujiro Matsuda. La década de los años 80 culminaría con la apertura del Mazda Research Europe, el centro de Investigación y Desarrollo de Mazda en Europa. Este se encuentra en Oberursel, una localidad alemana situada al norte de Frankfurt.

Asimismo, se establecieron las bases de la nueva estrategia que incluía la renovación del logo de la marca, un programa de innovación digital para acelerar los procesos de producción y la revisión y renovación de los acuerdos con los proveedores para optimizar las operaciones de la compañía. Así, Mazda estrenó nuevo siglo a lo grande, siendo el roadster MX-5 el vehículo deportivo más vendido de todos los tiempos.

Logotipo y nombre

El de Mazda es uno de los logos que más han evolucionado desde la creación de la compañía en 1920. Este ha ido sufriendo modificaciones sustanciales en el tiempo de modo que, el símbolo que conocemos hoy en día, nada tiene que ver con sus predecesores que han variado desde el simple nombre de la compañía, como insignia de la marca hasta diseños rocambolescos, que lejos quedan del logo actual.

Así, en 1997 llegaría la insignia que preside en la actualidad los frontales de todos y cada uno de los modelos de Mazda. Este está formado por la inicial de la palabra, que da nombre a la marca, rodeada por un círculo ovalado. La característica principal del logotipo es que los trazos superiores de la M simbolizan unas alas, de modo que a esta se le conoce como Flying M -M voladora en español-.

El nombre actual de la marca se adoptó en 1984 como homenaje al fundador de la compañía, Jujiro Matsuda. Además, en la fonética de su apellido en inglés se corresponde con la palabra Mazda. Asimismo, la pronunciación del apellido es similar a Ahura Mazda, en la mitología japonesa es el dios de la razón que concedía al hombre la sabiduría y lo unía con la naturaleza en las antiguas civilizaciones de Asia occidental.

Actualidad

En 2015, tras más de 36 años trabajando junto a Ford a través de su alianza de capital, el fabricante japonés y el gigante estadounidense decidieron separar sus caminos. De este modo pese a que la empresa nipona lleva 5 años siendo independiente en el sector automotriz, registra grandes números de ventas. Aún así, desde 2018, Toyota es dueña del 5% del capital de Mazda.

Actualmente la compañía es dueña de la tecnología SkyActiv. Esta, lejos de apostar por los vehículos eléctricos, híbridos o movidos por pila de combustible, es una tecnología basada en la optimización de los recursos del vehículo cuyo principal objetivo es la disminución del consumo de combustible a través del aprovechamiento eficiente de la energía. El primer modelo en incorporarla fue el Mazda CX-5, en 2012.

Ventajas del renting de Mazda en Vamos

En Vamos ponemos a tu disposición el renting de Mazda para que estrenes tu nuevo coche sin necesidad de comprarlo. A través de nuestra página web puedes reservar el modelo y la cuota que más se adapte a tus necesidades. En tan solo unos minutos puedes hacerte con el modelo perfecto y recibirlo dónde tú quieras en un plazo de 20 días hábiles, de manera gratuita, para empezar a conducirlo.

Con Vamos, líder en renting de coches online, no tienes que endeudarte para financiar tu nuevo coche pues te ofrecemos un renting sin entrada. Además, en la cuota están incluidos todos los gastos que se derivan del vehículo, de modo que solo te tienes que hacerte cargo del carburante.

Nosotros nos ocupamos de todo lo relacionado con tu vehículo, puesto que la cuota incluye un seguro a todo riesgo que te ofrece la máxima protección, los impuestos derivados de tu coche, la Inspección Técnica del Vehículo así como el servicio de asistencia en carretera en caso de precisarlo. Asimismo, también nos encargamos del mantenimiento del vehículo, cambio de neumáticos y las revisiones pertinentes.

Renting de Mazda para autónomos

El servicio de renting de Mazda incluye también la opción del renting para autónomos, con una clara intención de ayudar a nuestros clientes gracias a las oportunidades que ofrece. Por un lado, te puedes beneficiar de distintas ventajas financieras y fiscales tales como desgravarte hasta el 50% de las cuotas mensuales de tu renting de Vamos y deducir el 50% del IVA. Así como disfrutar de una cuota que incluye todos los gastos del coche excepto el carburante.

Renting de Mazda para empresas

En el caso de que tu empresa precise de un coche o si gestionas una flota, Vamos pone a tu disposición el servicio de renting para empresas a través del cual puedes dotar a tu negocio de la mejor flota de coches con un alquiler tanto a medio o como a largo plazo. Si eres una PYME o, de lo contrario, eres una gran empresa, con el renting de Mazda podrás disfrutar de los mejores modelos de la marca a través de una cuota mensual en la que todo son ventajas.