¿Dónde puedo recargar mi coche eléctrico?

30 de agosto de 2020 Tiempo de lectura 5´
Una de las dudas más habituales a la hora de adquirir un coche eléctrico es saber dónde y cómo recargarlo, ya que, al sustituir por completo el combustible, es necesario conocer el paso a paso de cómo llevar a cabo una recarga eléctrica. Desde puntos inteligentes en la ciudad, hasta cargas en el hogar, las opciones son variadas y permiten que la experiencia de usar este tipo de coches sea realmente cómoda, práctica y accesible en todo momento. Recargar un coche eléctrico es una tarea realmente sencilla, que se puede lograr tanto en el hogar, en la oficina o en diferentes puntos de la ciudad. Es sumamente necesario conocer el tipo de corriente con la que se realizará la recarga del coche eléctrico, ya que de esto dependerá el tiempo que se debe invertir en la misma. Por lo general, los tipos de corriente se clasifican en carga rápida, corriente continua, o si es de 20 o 22 KW, que también es conocida como potencia máxima. Como sus nombres lo indican, cada una posee una potencia diferente. Una vez se manejen los tipos de corrientes disponibles para la recarga, así como las cargas que soporta cada tipo de coche eléctrico, es cuando se puede determinar el lugar donde se puede obtener la carga que mejor le conviene al coche, ya que, cada uno de los escenarios disponibles dependerá de diferentes requerimientos, bien sea de aspectos como la instalación, ubicación o potencia, por lo que resulta conveniente conocer cada caso. Los puntos de recarga más comunes se ubican en diferentes espacios de la ciudad, como los centros comerciales y parkings públicos, siendo los lugares donde se acumula un volumen importante de vehículos. De igual forma sucede con los nuevos centros de ocio y comercio ya que suelen contar con centros de recarga eléctrica de fácil acceso para los diferentes modelos de coches eléctricos. Debido a que son sitios que se visitan con frecuencia, se pueden aprovechar esos ratos para realizar una recarga rápida.

Recarga doméstica de los coches eléctricos

Una de las grandes ventajas de los coches eléctricos es que permiten realizar la recargar desde la comodidad del hogar, mediante una instalación específica en los garajes privados o comunitarios. En el caso de estos últimos, será sumamente necesario notificar previamente al administrador de la comunidad de propietarios, como único requisito, ya que en el caso de que la comunidad de vecinos se oponga, el único deber del propietario del coche es avisar, ya que la ley le garantiza su derecho a recargar su vehículo. La instalación necesaria para poder cargar el coche eléctrico en casa debe incluir un Wallbox, que se puede ubicar en unos 500 euros, a los que se debe sumar el coste de la instalación eléctrica. Seguidamente será necesario contar con un enchufe convencional, pero se recomienda que no sea de uso frecuente, ya que esto podría incidir en la autonomía de la batería. Una vez se conecte el coche, lo ideal será utilizar los horarios con menor demanda de energía para que el consumo no sea tan elevado en la facturación del servicio. Tanto en lugares públicos como en el hogar, es necesario resaltar que el gasto que hace el usuario es realmente mínimo, ya que en algunos establecimientos comerciales ni si quiera se cobra por este servicio, mientras que, en casa, las baterías de 64 kWh, suelen consumir menos de dos euros, por lo que el consumo eléctrico general de la vivienda no sufrirá un cambio demasiado drástico al final de mes.

Recargar tu coche eléctrico en la oficina

Debido a que las recargas de los coches requieren una cierta cantidad de tiempo para ser realmente óptimas, la oficina se convierte en el lugar ideal para realizarlas, ya que es uno de los sitios en los que pasamos una larga cantidad de horas diarias. Debido a esto, lo recomendable es instalar el Wallbox específicamente en el aparcamiento de nuestro puesto de trabajo. Actualmente, son muchas las oficinas y centros empresariales que ya tienen disponibilidad de plazas reservadas específicamente para vehículos eléctricos. En el caso de que tu oficina no tenga acceso a este recurso para los coches eléctricos, la solicitud puede ser realmente sencilla, aunque el tiempo que pueda tardar dependerá de la dinámica de cada empresa para agilizar los diferentes trámites que agilicen la adaptación de los espacios de carga eléctrica. En el caso de las oficinas, se recomienda instalar estaciones de carga semi rápida, la cual puede tardar unas 4 horas para completar el nivel de carga completa. Bien sea en lugares públicos dentro de la ciudad, en el hogar y en la oficina, la recarga eléctrica siempre será necesaria. Así mismo sucede con las diferentes carreteras del país, que poco a poco se han sumado a la tendencia y ya cuentan con diferentes puntos en todo el territorio nacional para esos viajes largos donde no se puede correr el riesgo de quedarse varado por no tener una conexión eléctrica a la mano.  

Compartir