Descubre los riesgos financieros de comprar una flota de coches para tu empresa

20 de septiembre de 2021 Tiempo de lectura 5¬ī
Muchas empresas necesitan de una flota de coches para poder desarrollar su actividad de manera adecuada. Contar con vehículos que permitan ofrecer un buen servicio al cliente es fundamental para conseguir los objetivos de estrategia de negocio. Son imprescindibles en actividades muy variadas como el transporte de mercancías o de pasajeros, la prestación de servicios e incluso, la realización de tareas comerciales. Si cuentas con una empresa propia, sin duda sabrás que comprar una flota de coches supone una fuerte inversión. La adquisición de vehículos mediante esta vía es uno de los gastos más grandes que se realizan para que cualquier negocio funcione. Además, esta opción trae consigo muchos riesgos financieros. La primera desventaja es que, para conseguir el capital necesario para comprar una flota de coches, necesitarás recurrir a la financiación. El endeudamiento supone un gran coste financiero ya que necesitas de condiciones muy ventajosas para que no suponga una gran carga. 

Adquirir una flota de coches para tu empresa trae consigo una serie de costes a√Īadidos

Adem√°s de asumir el endeudamiento para comprar tu flota de coches, deber√°s responder de otros gastos. Tambi√©n deber√°s cubrir el coste de los tr√°mites administrativos para que los veh√≠culos puedan circular. Tambi√©n tienes que hacerte cargo de los tr√°mites burocr√°ticos como el precio de la matriculaci√≥n y el permiso de circulaci√≥n, as√≠ como los impuestos que derivan del uso de veh√≠culos. La cuenta sigue aumentando si tienes en cuenta que los veh√≠culos necesitan de mantenimientos peri√≥dicos. Esto supone un coste obligado ya que siempre necesitar√°s que tu flota de coches se encuentre en perfecto estado. Dependiendo del modelo, puede suponer un desembolso considerable que se a√Īadir√° a tu cuenta de gastos. Puedes pensar que todo esto se compensa con que la compra de tu flota hace crecer el patrimonio de tu empresa y, por tanto, su valor. Sin embargo, debes contar que los autom√≥viles son unos de los bienes que m√°s se deval√ļan con el tiempo. Esto quiere decir que, al pasar los a√Īos, el valor de tu propiedad va disminuyendo con las dificultades financieras que eso supone. En alg√ļn momento determinado ser√° necesario que realices una renovaci√≥n de la flota de coches lo que supondr√° un nuevo desembolso y provocar√° un nuevo ciclo de gastos. El hecho de contar con la propiedad de la flota de veh√≠culos de tu empresa har√° que tengas un compromiso m√°s a largo plazo que te dificultar√° el aprovechamiento de las nuevas tecnolog√≠as de la conducci√≥n. A esto se le une que la vida √ļtil de un coche es limitada y que necesitar√°s pagar las posibles reparaciones de las aver√≠as que puedan surgir. Adem√°s, este hecho tendr√° una repercusi√≥n directa en tu cuenta de resultados ya que no contar√°s con ese veh√≠culo para tu producci√≥n si est√° fuera de servicio. Otro de los costes fijos que se debe asumir si se compra una flota de veh√≠culos es el seguro de circulaci√≥n. Teniendo en cuenta que es variable en funci√≥n de la siniestralidad que se ha tenido, puede suponer en momentos determinados un aumento en el gasto. De esta manera uno de los mayores peligros financieros de comprar una flota de coches es que los gastos pueden ir variando a lo largo del tiempo y pueden surgir imprevistos que pueden hacer muy dif√≠cil conseguir los beneficios que esperabas.¬†

Con el renting se puede conseguir una flota de vehículos con menos riesgo financiero

Frente a la compra de flota de coches para tu empresa el renting es una de las mejores opciones que puedes encontrar. Es una fórmula con la que podrás conseguir los vehículos que necesitas manteniendo unos costes fijos. Con una cuota que no varía durante todo el contrato y podrás tener a tu disposición todo lo que necesites. En este pago se incluye desde el seguro hasta los mantenimientos del vehículo. Se incluyen todos los costes necesarios para poder usar tu flota de coches en tu empresa, exceptuando la gasolina. Lo mejor es que la empresa de renting se encarga de todo. Con esto consigues además una gestión eficaz de esta parte tan importante de tu negocio. Además de ahorrarte el gasto de dinero y las preocupaciones que te encuentras si decides comprar una flota de coches para tu empresa, con el renting también obtienes ventajas fiscales. Es posible deducir el 100% de la cuota en el Impuesto de Sociedades y en el IRPF. También es posible descontar el IVA en una cantidad que vendrá determinada por el uso que se le da al vehículo. Es evidente que la compra de una flota de coches para tu empresa no es tan atractiva por los riesgos financieros que presenta. Lo mejor es optar por un renting con los mejores servicios como los que ofrece Vamos. ¡Podrás centrarte en conseguir los beneficios que necesitas contando siempre con los mejores vehículos!

Compartir