Review Peugeot 508

4
min
Image
Peugeot 508

En un mercado cada vez más protagonizado por modelos con carrocería SUV, tan solo los urbanos, los utilitarios y los compactos son capaces de aguantar el tipo. Sin embargo, hay una categoría que en su día fue muy exitosa y que hoy en día ha perdido algo de protagonismo, la de las berlinas. Y una de las mejores es la que protagoniza hoy esta prueba del Peugeot 508. Estamos ante el mítico sedán de la marca francesa, que quiere dejar bien claro que las berlinas siguen siendo una opción muy interesante para todo aquel que busque comodidad, espacio y un diseño elegante. Si te gusta este coche sigue leyendo, porque hoy te vamos a dar nuestra opinión del Peugeot 508. ¡Vamos!

¿Cuánto cuesta el Peugeot 508 con el renting de Vamos?


Antes de entrar en materia, vamos a lo importante: ¿cuánto cuesta el Peugeot 508? Pues lo cierto es que si optas por hacerte con la berlina de la marca francesa con el renting de Vamos pagarás menos de lo que imaginas, porque hemos preparado las mejores ofertas para ti. Y es que somos la mayor plataforma online de renting en España, mediante la cual te olvidas por completo de gestiones farragosas, papeleo innecesario e incluso de tener que dar una entrada.

Diseño y medidas del Peugeot 508


La imagen que a la mayoría de gente le viene a la cabeza cuando piensa en un coche es la del típico vehículo de tres volúmenes, lo que siempre se ha conocido como berlina. Pues esa es la filosofía de diseño del Peugeot 508, un sedán clásico del segmento D que, además, luce estilizado y deportivo.


En su parte frontal llaman poderosamente la atención los dos “colmillos” verticales que la marca ha situado en los extremos y que pueden hacer la función de luces diurnas. Estos se combinan con unos faros LED bastante finos que se fusionan con la estilizada parrilla frontal. Si nos centramos en la vista de perfil vemos un diseño muy depurado pero una pronunciada caída del techo en la parte posterior, que reduce ligeramente la silueta de los típicos coches de tres volúmenes pero da paso a una imagen de tipo coupé muy atractiva.


Finalmente, la zaga ofrece una imagen minimalista y tecnológica gracias al diseño de los pilotos, dispuestos en posición horizontal y que en su interior disponen de diodos que simulan las garras de un león. Además, estos faros se unen entre sí mediante una moldura negra que integra el logo de la marca.


Si te estás preguntando cuánto mide el Peugeot 508 para saber si es muy grande o no, hay que decir que está en la media del segmento. Su longitud es de 4,75 metros, su anchura de 1,86 y su altura de 1,41. Por su parte, la distancia entre ejes es de 2,80 metros.

Interior y maletero del Peugeot 508


Por dentro, el Peugeot 508 es minimalista y tecnológico a más no poder. El ya famoso puesto de conducción i-Cockpit cuenta con una pantalla de 12,3 pulgadas que se ve complementada por un monitor central de al menos 10 pulgadas, que integra las funciones de conectividad con el teléfono, navegación y multimedia, entre otras. Además, existen unos botones en forma de tecla que dan acceso directo a los menús principales.


Entre el equipamiento del Peugeot 508 destacan especialmente elementos como el sistema de frenada de emergencia, las llantas de 17 pulgadas, la pantalla táctil central, el control de crucero o el asistente de estacionamiento, todos ellos de serie en cualquier versión.


En cuanto a la habitabilidad, hay que destacar que el espacio en las plazas delanteras es fantástico y que en las traseras resulta especialmente bueno para las piernas. Donde se ve algo más perjudicado en este aspecto es en el espacio para la cabeza (a causa de la caída del techo), pero pese a todo ningún pasajero que mida hasta 1,85 metros debería tener problemas. Por lo que respecta al maletero del Peugeot 508, su capacidad es de 487 litros, que se pueden ampliar hasta los 1.537 si abatimos los asientos traseros.

El 508 destaca en comodidad tanto por su amplitud en las plazas delanteras y traseras, como por la capacidad de maletero.

Conducción y motores del Peugeot 508

Entre los motores del Peugeot 508 encontramos opciones diésel, gasolina e incluso híbridas enchufables. Con el primer combustible la marca ofrece un propulsor BlueHDi de 130 CV, misma potencia que en el caso del PureTech de gasolina. Por su parte, Peugeot también ofrece una versión híbrida enchufable de 225 CV de potencia, así como un modelo muy deportivo de 360 CV llamado 508 PSE.


Toda la gama cuenta con la caja de cambios automática EAT8 de ocho relaciones y sus consumos homologados van desde los 4,6 hasta los 5,8 litros, pasando por los 1,3 de las versiones híbridas enchufables.

Conclusión de la prueba del Peugeot 508

Llegamos al final de la prueba del Peugeot 508 habiendo comprobado que las berlinas todavía no han dicho su última palabra. Estamos ante un coche elegante, refinado y potente; cuyo diseño es estilizado y deportivo, su espacio interior fantástico y su confort de marcha excelente. ¡El verdadero rey de la carretera!