¿Qué son y para qué sirven las etiquetas de la DGT?

5 de septiembre de 2020 Tiempo de lectura 5´

La concienciación por el medio ambiente va creciendo en España y en el resto del mundo, lo que conlleva que cada vez existan más proyectos e iniciativas destinadas a reducir las la contaminación o el cambio climático. Una de las recientes iniciativas llevadas a cabo en España, no sin cierta polémica, son las etiquetas para los vehículos creadas por la Dirección General de Tráfico. El sector de la automoción es uno de los más preocupantes en cuestiones medioambientales por lo que, en los últimos años, se está viendo forzado a incorporar numerosos cambios, entre ellos las etiquetas de las que hablamos hoy. Si quieres saber más sobre ellas, sigue leyendo porque hoy en VAMOS te contamos qué son exactamente y para qué sirven las etiquetas de la DGT.

Etiquetas ambientales de la DGT: Todo lo que debes saber

Las etiquetas de la DGT, también llamadas etiquetas medioambientales, fueron creadas como parte del El Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016 (Plan Aire). Su objetivo es discriminar de manera positiva a los vehículos que generan menos emisiones y, por lo tanto, sean menos contaminantes para el medio ambiente. Estas pueden ser utilizadas en distintos supuestos, como, por ejemplo, la restricción de algunos vehículos a las ciudades en momentos de gran contaminación. Por otro lado, también se utilizan para premiar a los vehículos más ecológicos permitiéndoles, por ejemplo, circular por el carril bus-VAO o pagar menos por los estacionamientos públicos.

Estas etiquetas se irán implantando cada vez en más ciudades por lo que, en los próximos años, se convertirán en una seña obligatoria y habitual en la mayoría de los vehículos.

Actualmente, existen cuatro etiquetas ambientales creadas por la DGT, las cuales clasifican a los vehículos en cuatro tipos, dependiendo de su impacto ambiental y sus emisiones: 0 Emisiones, Eco, C y B. Te contamos las características de cada una de ellas a continuación:

  • Etiqueta 0 Emisiones (Azul): Señala cuáles son los vehículos menos contaminantes. Pueden utilizar esta etiqueta los vehículos eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de 40 km o vehículos de pila de combustible.
  • Etiqueta Eco (Verde y Azul): Por lo general, esta categoría engloba a los vehículos híbridos, gas o ambos. Tienen derecho a esta etiqueta los vehículos enchufables con autonomía inferior a 40 km, híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural y gas (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).
  • Etiqueta C (Verde): Esta etiqueta es una de las más comunes y pueden utilizarla los vehículos de combustión interna que cumplen con la normativa EURO. Pueden llevar esta etiqueta los turismos y furgonetas ligeras de gasolina que hayan sido matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de septiembre de 2015. También se incluyen los vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2014.
  • Etiqueta B (Amarilla): Esta clasificación está reservada para los menos eficientes de la lista. Los vehículos de combustión interna que, aunque no cumplen con las últimas especificaciones de las emisiones EURO, sí que lo hacen con las anteriores. Esta etiqueta deberán utilizarla los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006. También aquellos vehículos de más de 8 plazas y pesados, tanto de gasolina como diésel, matriculados desde 2006.

Los vehículos que no se encuentran en este listado pertenecen a los más contaminantes, por lo que no tienen derecho a ningún distintivo medioambiental.

¿Cómo saber qué etiqueta medioambiental necesita mi coche?

Si no tienes claro qué etiqueta le corresponde a tu vehículo (o si no le corresponde ninguna) puedes comprobarlo introduciendo el número de tu matrícula en este enlace (https://sede.dgt.gob.es/es/vehiculos/distintivo-ambiental/).

Aquí podrás consultar qué etiqueta ambiental le corresponde al vehículo o, en caso de no cumplir los requisitos, conocer los motivos de por qué no tiene derecho a ella.

Una vez realizada la comprobación, si necesitas adquirir la etiqueta medioambiental correspondiente, podrás hacerlo por un precio aproximado de 5 en los establecimientos autorizados: Oficinas de Correos, la red de talleres de CETRAA y otros talleres autorizados, Gestores Administrativos o el Instituto de Estudios de Automoción. En el caso de flotas de vehículos, las etiquetas pueden conseguirse a través de la asociación Ganvam.

Esperamos haber solventado tus dudas sobre las etiquetas de la DGT. Recuerda que si contratas un coche de renting con VAMOS no tendrás problemas de acceso a las grandes ciudades, ya que nuestros coches son de nueva matriculación.

¿Aún no sabes cómo reservar un coche de renting con VAMOS?

¡Conseguir un coche nuevo nunca fue tan rápido y sencillo! Podrás realizar todo el proceso de forma online en menos de lo que dura un capítulo de Netflix. Para ello, solo necesitas elegir tu coche favorito del catálogo de VAMOS, seleccionar cuántos meses quieres tenerlo (desde 24 hasta 60 meses, dependiendo del modelo) y el número de kilómetros que planeas hacer cada año.

Una vez que ya has personalizado tu renting tan solo quedará que tu asesor introduzca tus datos personales relacionados con su solvencia y el sistema calculará los riesgos para aprobar o denegar la operación. ¡Listo! En pocos minutos podrás firmar tu contrato de manera online y en 15 días hábiles llevaremos tu coche al lugar que nos indiques. ¡Y completamente gratis!

Sí, sabemos que te está encantando la idea, así que no lo pienses más ¡y estrena coche de renting con VAMOS!

Compartir