¿Qué revisiones se recomiendan hacer al coche cuando cambiamos de estación?

5
min
Image
hoja sobre neumático de coche mojado

Las condiciones meteorológicas adversas como la lluvia, el granizo, la nieve, los fuertes vientos o las temperaturas extremas, tanto frío como calor, pueden afectar al estado de algunos elementos de tu vehículo, por eso es recomendable hacer al menos una revisión básica cuando cambiamos de estación. La falta de mantenimiento es una de las principales causas de averías en España, así que nuestra principal recomendación es siempre la prevención. ¿Quieres saber qué revisiones tienes que tener en cuenta? Pues sigue leyendo porque en VAMOS te contamos qué partes de tu coche debes revisar para mantenerlo en perfecto estado en cualquier época del año. ¡VAMOS!

Consejos para el mantenimiento de tu coche en cada estación

La vida útil de nuestros coches puede verse ampliada en varios años si llevamos a cabo un mantenimiento preventivo, aunque también influyen otros factores como el estilo de conducción y las precauciones que tomemos al volante. Como ya hemos mencionado anteriormente, las condiciones atmosféricas también tienen un papel importante en el estado de nuestro vehículo, por lo que, dependiendo de la estación, las revisiones deberán poner especial foco en unos elementos u otros.

Revisión de tu coche en primavera

La primavera es una de las épocas en las que nuestro vehículo sufre menos, pero aún así debemos tener en cuenta la revisión de los siguientes elementos:

  • Limpiaparabrisas: la primavera es época de lluvia e insectos por lo que este elemento se convierte en imprescindible para nuestra visibilidad y seguridad. Revisa el estado de las escobillas y recarga el líquido si fuera necesario.
  • Neumáticos: si has utilizado neumáticos para la nieve en invierno, es el momento de cambiarlos por los de verano, ya que estos nos proporcionarán una mejor adherencia a la carretera. Es un buen momento para revisar a fondo su estado, la presión y la existencia de alguna imperfección.
  • Filtro del habitáculo: con la primavera también llega el polen y otras muchas partículas que flotan en el aire. Es por eso que es importante revisar el filtro del habitáculo, que se encarga de mantener el aire limpio dentro del coche.

Revisión de tu coche en verano

Llevar a cabo un buen mantenimiento de tu vehículo en verano es especialmente necesario, ya que esta época del año es cuando el motor y el resto de componentes mecánicos sufren más debido al calor. Además, el verano suele ser época de viajes, planes y escapadas, por lo que solemos usar el coche con más frecuencia. A continuación, te contamos qué elementos de tu coche debes vigilar especialmente en la época estival:

  • Neumáticos: la temperatura ambiental y la del asfalto aumentan considerablemente, aumentando el riesgo de que los neumáticos se pinchen. No olvides controlar la presión ya que, si esta es baja, la banda de rozadura se calentará aún más.
  • Aire acondicionado o climatizador: el uso excesivo del aire acondicionado puede provocar que este se averíe y que sus piezas se desgasten más rápidamente. Intenta aparcar el coche a la sombra o utilizar un parasol para que la temperatura en el interior del vehículo no sea tan elevada.
  • Frenos: los frenos también sufren el efecto de las altas temperaturas y se calientan más de lo normal. Se recomienda asegurar que se encuentran en buen estado y que cuentan con líquido suficiente.
  • Temperatura del motor: debido a las altas temperaturas el motor puede perder potencia y gastar más combustible. Vigila la temperatura del mismo ya que si se calienta demasiado el motor podría incluso quemarse.
  • Pintura: las elevadas temperaturas, junto con el intenso calor del sol, pueden provocar que la pintura del coche comience a dañarse. Trata de ponerlo a la sombra y lavarlo con frecuencia.

Revisión de tu coche en otoño

En otoño las temperaturas se suavizan, pero aparecen otras condiciones adversas que nos obligan a vigilar más de cerca los siguientes elementos de nuestro coche:

  • Limpiaparabrisas: al igual que en primavera, el otoño también es época de lluvias por lo que recomendamos prestarle especial atención al limpiaparabrisas.
  • Filtro del aire acondicionado: cuando llega el otoño también comienzan a bajar las temperaturas por lo que es importante revisar que la calefacción funcione correctamente.
  • Luces: la lluvia y las condiciones climatológicas adversas pueden empeorar la visibilidad, por lo que es indispensable que las luces funcionen de manera adecuada y que no haya ninguna bombilla estropeada.
  • Neumáticos: los neumáticos son un elemento que debe revisarse de forma periódica ya que cada estación le afecta de manera diferente. En el caso del otoño también es vital comprobar su estado, ya que debido a las condiciones adversas estos podrían perder agarre a la carretera.

Revisión de tu coche en invierno

Las temperaturas extremas son especialmente perjudiciales para los coches por lo que, al igual que en verano, en invierno tu coche sufrirá más. Recuerda prestar especial atención a estas partes de tu vehículo:

  • Batería: la batería es una de las partes de nuestro coche que más sufren con las bajas temperaturas, por lo que esta podría estropearse y dejarnos tirados cuando menos lo esperemos. Es especialmente importante revisar si tiene más de cuatro años de antigüedad.
  • Luces: en invierno las horas de luz disminuyen, por lo que es más importante que nunca que las luces del coche funcionen correctamente. Verifica que estas funcionan con normalidad, especialmente las antiniebla, y comprueba que estén bien reguladas para no cegar a otros conductores.
  • Neumáticos: si vives en una zona con un clima muy frío durante el invierno, deberás elegir unos neumáticos adecuados a las bajas temperaturas, principalmente debido a la nieve y al hielo en la carretera. Estos consiguen una mayor adherencia a la calzada y reducen considerablemente la distancia de frenado en comparación con los neumáticos de verano.
  • Frenos: las malas condiciones de la carretera en invierno hacen que sea de especial importancia comprobar el estado de los frenos. Cambia el líquido si el nivel es bajo, o sustituye las pastillas o discos de freno si están muy gastados.

¡Olvídate de las revisiones de tu coche de renting con VAMOS!

Una de las numerosas ventajas de contratar un coche de renting con VAMOS es que la tarifa mensual incluye todos los servicios que el vehículo necesita:

  • Seguro a todo riesgo
  • Asistencia en carretera
  • Cambio de neumáticos
  • Impuestos
  • ¡Y mantenimiento completo!

¿Qué quiere decir esto? Que podrás despreocuparte de todas las revisiones de tu vehículo y llevarlo a un taller autorizado por VAMOS cuando sea necesario. No tendrás que pagar ninguna cantidad extra y podrás estar tranquilo de haber dejado tu coche en las mejores manos. ¡Pásate al renting con VAMOS y disfruta de tu coche todo el año!