La estrategia de Porsche para no dejar de comercializar coches de gasolina

7 de octubre de 2021 Tiempo de lectura 5´
2035 será una fecha clave en la comercialización de vehículos dentro de la Unión Europea. Tras la aprobación de la Ley Europea del Clima, ese será el año a partir del cual no estará permitida la venta de coches de gasolina o diésel.  Ante esta circunstancia, algunos fabricantes de vehículos aceleran el proceso de electrificación de sus modelos. Otros, como es el caso de Porsche, investigan alternativas que no supongan el final definitivo de los motores de combustión.

El desafío de Porsche

El fabricante alemán parece resistirse a que modelos tan emblemáticos como el Porsche 911 pierdan su esencia. No quiere decir esto que no trabaje en modelos eléctricos, y ahí está el ejemplo del Taycan, pero sí que busca alternativas para que los motores de combustión no pasen definitivamente a formar parte de la historia del automovilismo. Para conseguirlo, la alternativa de Porsche a los coches de gasolina sería la de vehículos que funcionen con combustibles sintéticos y renovables. Estos combustibles, según el fabricante, permitirían rebajar al mínimo la huella de carbono, pero sin tener que renunciar a la combustión interna. De esta forma, sería posible seguir comercializando vehículos de estas características más allá de 2035. De hecho, no solo está dedicando enormes esfuerzos a la investigación, sino que las primeras pruebas de ese combustible “ecológico” de Porsche podrían comenzar ya en 2022. Esto daría un margen de tiempo amplio para introducir cambios o mejoras que permitieran su uso en motores de combustión.

Cómo será el nuevo carburante de Porsche

Para obtener el nuevo combustible se emplean electrolizadores que dividen el agua en hidrógeno y oxígeno. Por otra parte, se capta y filtra el dióxido de carbono del aire para procesarlo con el hidrógeno y obtener metanol. Este es que se transformará en gasolina. Según este proceso, se captaría más CO2 del aire del que generarían los vehículos. Y es en esa línea en la que está trabajando Porsche. Las investigaciones están avanzadas y la marca ha firmado ya acuerdos con empresas como Siemens Energy, las energéticas AME y Enel y la petrolera ENAP. El objetivo es implementar el proyecto piloto en Chile, país donde estará la primera planta productora de este combustible por el que Porsche apuesta. En ella se producirá metanol con energía eléctrica procedente de un macro generador eólico. Las previsiones apuntan a que, dentro del proyecto piloto, se produzcan hasta 130.000 litros de ese combustible sintético en el año 2022. Esa cantidad alcanzaría los 55 millones de litros solo dos años después y alrededor de 550 millones de litros en 2026. Uno de los proyectos, sin duda, más ambiciosos capitaneados hasta ahora por Porsche.

Un combustible para todos los vehículos

Un aspecto destacado es que ese nuevo combustible sintético serviría para los coches de gasolina, al menos, para la gran mayoría. Y todo ello, sin necesidad de realizar adaptación alguna. Eso es lo que permitiría a Porsche seguir produciendo sus vehículos más icónicos con motor de combustión interna.  Mientras, aquellos que ya tienen coches con motor de combustión no tendrían problemas a la hora de utilizarlos ni se verían obligados a introducir rectificaciones en sus vehículos. Además, el nuevo combustible se podría comercializar, como cualquier otro, en gasolineras. Pero Porsche también da un paso en otra dirección con el desarrollo de ese combustible sintético: permitiría continuar con la fabricación de vehículos híbridos enchufables. Se aprovecharía así de la autonomía y la potencia de un coche de gasolina en largos trayectos y la versatilidad de uno eléctrico en ciudad. Queda, sin embargo, mucho camino por recorrer para ver si finalmente Porsche consigue su objetivo de no renunciar a los motores de combustión y si el combustible sintético realmente funciona y es capaz de reducir al mínimo las emisiones de CO2, tal y como ahora asegura el fabricante. Y también queda por ver qué ocurrirá en los coches de competición, otra de las apuestas de Porsche.

Combustible sintético, sí. Vehículos eléctricos, también

En cualquier caso, y a pesar de que Porsche está dedicando grandes esfuerzos a que los coches de gasolina no desaparezcan y puedan funcionar con el nuevo combustible, no pierde de vista la electrificación de sus modelos. De hecho, las previsiones apuntan a que en 2025 cerca de la mitad de los modelos vendidos sean eléctricos. El ejemplo es el Porsche Taycan, el vehículo deportivo eléctrico que ya ha hecho historia y cuyo diseño y prestaciones nada tienen que envidiar a los de sus hermanos con motores de combustión interna. Coches de gasolina o eléctricos, en Vamos vas a encontrar siempre el vehículo de renting que necesitas y en las mejores condiciones. Elige ya el tuyo y empieza a disfrutarlo en mucho menos de lo que imaginas.

Compartir