En VAMOS te contamos las diferencias entre los vehículos híbridos y los vehículos eléctricos

8 de agosto de 2020 Tiempo de lectura 5´
Aunque los vehículos híbridos y los eléctricos aún siguen siendo minoría, lo cierto es que sus ventas siguen aumentando paulatinamente cada año, por lo que estamos seguros de que en menos de lo que esperamos, igualarán el número de coches diésel y gasolina tradicionales e incluso, llegarán a superarlos en un futuro un poco más lejano.  Las leyes anticontaminación son partidarias de estos vehículos, ya que expulsan menos emisiones a la atmósfera.  Además, debido a su precio más elevado, el gobierno ofrece beneficios económicos para aquellos que se decanten por su compra. Sin embargo, el hecho de que estos vehículos aún sean minoría genera que muchas personas aún tengan dudas sobre su uso y su funcionamiento, al igual que se desconoce en qué se diferencian los híbridos y los eléctricos. Si estás pensando en adquirir un vehículo de este segmento, de contratarlo a través de un renting o si simplemente quieres conocerlos un poco mejor, sigue leyendo porque hoy en VAMOS te contamos las diferencias entre los vehículos híbridos y los eléctricos.

Coches híbridos y eléctricos: en qué se diferencian

Para empezar, es importante conocer que existen diferentes tipos de coches híbridos y eléctricos, cada uno con un funcionamiento distinto. A continuación, te contamos qué tipos existen y cuáles son sus características principales.

Vehículos 100% eléctricos

Los coches eléctricos son aquellos que funcionan exclusivamente con uno o varios motores eléctricos (alimentados con baterías recargables), sin necesidad de combustibles tradicionales. Su conducción es completamente silenciosa y no emiten gases contaminantes mientras circulan. Su coste por kilómetro es inferior a los coches que utilizan combustible y su mantenimiento es más sencillo. Pueden recargarse al 80% en un punto de recarga en unos 30 minutos aproximadamente, pero para una carga completa normal pueden necesitar entre 8 y 12 horas. Una de las razones por las que algunos conductores no se deciden por los coches 100% eléctricos es porque recargarlos es más lento que echar gasolina y porque aún hay muchas gasolineras que no cuentan con puntos de recarga para este tipo de vehículos. Aquellos que viajan mucho con su coche o que hacen trayectos de varios cientos de kilómetros también encuentran inconveniente en estos vehículos, ya que tendrían que parar a recargarlos antes de llegar a su destino.

Vehículos híbridos enchufables

Son los más parecidos a los eléctricos ya que tienen baterías eléctricas recargables, pero al mismo tiempo cuentan con un motor de gasolina convencional. A diferencia de los coches 100% eléctricos, los híbridos enchufables sí contaminan y hacen ruido cuando utilizan su motor de combustión tradicional. Estos vehículos pueden circular durante más kilómetros en modo 100% eléctrico que un híbrido tradicional (alrededor de unos 50km, dependiendo del modelo), pero su autonomía eléctrica es muy inferior a la de los coches 100% eléctricos (que pueden alcanzar entre 200 y 400km). Por otro lado, su autonomía total puede ser superior a la de los híbridos tradicionales, los eléctricos e incluso a los coches tradicionales, debido a la combinación del motor eléctrico con el motor de combustión.

Vehículos híbridos convencionales

Los coches híbridos convencionales cuentan con un motor de gasolina y con uno o varios motores eléctricos. A diferencia de los dos anteriores, este tipo de coche no necesita enchufarse para recargarse, ya que se auto recarga al mismo tiempo que conducimos. Cuando frenamos o desaceleramos, la energía sobrante se almacena de nuevo en la batería, algo que convierte a estos coches en un gran aliado para conducir por ciudad. Los coches híbridos cuentan con un sistema inteligente que elige cuándo debe utilizarse cada motor para que se gaste menos combustible y menos energía. En algunas situaciones incluso pueden utilizarse ambos motores al mismo tiempo. Otra de las diferencias de los híbridos convencionales respecto a los enchufables es que los primeros apenas pueden conducir unos pocos kilómetros en modo 100% eléctrico. Ahora que ya conoces las diferencias entre los coches híbridos y los eléctricos, cuéntanos, ¿con cuál te quedas? Recuerda que en el catálogo de VAMOS, además de coches diésel y de gasolina, también tenemos algunas opciones que cuentan con estas tecnologías. ¡Consigue el coche de tus sueños con el renting de VAMOS y descubre la nueva forma de tener coche! revisar estos datos. No son del todo correctos y se copias el párrafo en internet sale este artículo https://www.efimob.com/es/info/32-velocidades-de-recarga

Compartir