DGT introduce cambios a las etiquetas ambientales. En Vamos te contamos en qué te afectan.

19 de octubre de 2020 Tiempo de lectura 5´

Las etiquetas ambientales son un distintivo importante que permiten clasificar a los vehículos en función de sus niveles de contaminación. Esto es necesario, sobre todo, para las ciudades, ya que en ocasiones se restringe el acceso o la movilidad de determinados vehículos por exceso de contaminación. Sin embargo, hay cambios en las etiquetas ambientales de la DGT que conviene que conozcamos.

Los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT han surgido para actualizar y revisar las que ya están en circulación. El motivo está en que han surgido vehículos como los híbridos para los que no hay pegatinas que se puedan adecuar a su tipo de motor. Pero, existen muchos más cambios que es importante que conozcamos para saber qué pegatina debemos escoger para nuestro caso en particular.

No obstante, en Vamos todos los coches que tenemos cuentan con las pegatinas adecuadas. También, nos encontramos al día de todos estos cambios en las etiquetas ambientales de la DGT y en el caso de que tengas algún coche en renting con nosotros te avisaremos para cambiarla en cuanto entren en vigor los nuevos cambios.

Las etiquetas ambientales de la DGT

Actualmente todavía se están planteando los cambios en las etiquetas ambientales, por eso, todavía son cuatro con las que nos podemos encontrar. La primera es la B (color amarillo) que incluye a los coches de gasolina Euro 3 y a los motores que funcionan con gasóleo Euro 4 y Euro 5. Corresponde a los coches de gasolina matriculados a partir del año 2000 y a los de diésel matriculados a partir de 2006.

Los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT también podrían afectar a la etiqueta C (color verde) en la que entran los vehículos de gasolina mencionados anteriormente, más los que utilizan Euro 6. También, aquí se contemplarán los coches a gasóleo con Euro 6. Pero, hay dos etiquetas más que debemos conocer.

La siguiente etiqueta es la ECO (color verde y azul) que sirve para vehículos híbridos enchufables, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC o GNL) y aquellos que tienen gas licuado del petróleo (GLP). Los vehículos híbridos son, quizás, uno de los motivos por los que se van a producir los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT. Te lo explicaremos más adelante

Finalmente, tenemos la etiqueta CERO (color azul). Estos son los vehículos más respetuosos con el medioambiente y suelen ser los eléctricos. Sin embargo, también aquí entran los híbridos enchufables con una autonomía eléctrica superior a los 40 kilómetros. Este es otro de los motivos por los que se ha pensado en hacer cambios en las etiquetas ambientales de la DGT. Veamos algunos que ya se están planteando.

Posibles cambios en las etiquetas ambientales

Ahora que conocemos todas las etiquetas ambientales nos damos cuenta de que hay cuestiones que han podido generar controversias. A un vehículo se le puede considerar híbrido, aunque solo tenga un pequeño apoyo eléctrico. Esto significa que puede tener la etiqueta ECO a pesar de que tenga muchos caballos y gaste bastante. Por eso son necesarios los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT.

Además, otro de los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT que se plantean es que un coche híbrido o sea ECO o sea CERO, pues existen varios matices que pueden hacer que vehículos de estas características tengan un tipo de etiqueta u otra. Este es otro de los cambios que se tendrán en cuenta para evitar confusiones.

También, uno de los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT que se consideran importantes son la posibilidad de incluir una nueva etiqueta, la D. En esta etiqueta se contemplarían los coches a diésel que han evolucionado a mejor en los últimos años porque son más limpios. Así, se evitaría tener que incluirlos en la etiqueta C.

Lo que se intenta buscar con estos cambios en las etiquetas ambientales de la DGT es un sistema de etiquetado más justo y que sea más fiel a los vehículos que han mejorado o a los nuevos que están revolucionando el mercado con su tecnología.

¿Cómo nos afecta el cambio de etiquetas?

Los cambios en las etiquetas ambientales de la DGT deberán tenerse en cuenta en aquellos lugares en los que hoy en día es obligatorio colocar estas etiquetas en los vehículos. Un ejemplo es la ciudad de Madrid. No llevar la etiqueta adecuada puede conllevar sanciones que pueden evitarse. Aunque, hasta el año próximo no sabremos si estos posibles cambios llegarán a buen puerto o todo lo contrario.

En Vamos todos nuestros coches llevan la etiqueta que les corresponde y en el caso de que existan cambios en las etiquetas ambientales de la DGT nos ocuparemos de realizar las sustituciones oportunas para evitar problemas. Además, desde la DGT indican que estos cambios no afectarán a los coches vendidos con anterioridad a que entren en vigor. De esta manera, solo habrá que modificar la de los nuevos.

Compartir