¿Cómo llevar un mantenimiento correcto en tu coche de renting?

9 de agosto de 2020 Tiempo de lectura 5´

¿Acabas de contratar tu coche de renting? ¡Enhorabuena! Ya te has pasado al bando de los miles de conductores que han descubierto la nueva forma de tener coche. Has estrenado tu vehículo nuevo a estrenar, sin tener que aportar una entrada y olvidándote de cualquier tipo de financiación. ¡De manera rápida y económica! Sin embargo, ahora tendrás algunas dudas y no sabrás cómo debes proceder a la hora de llevar un mantenimiento correcto de tu coche de renting.

¡Tranquilo, es normal! Sigue leyendo porque hoy en VAMOS te contamos qué hacer y cómo tener tu coche en perfecto estadoY si lees hasta el final te contamos lo fácil que es el mantenimiento de tu coche con el renting de VAMOS.

Mantenimiento de tu coche de renting

El mantenimiento de un coche de renting debe incluir todas las intervenciones y revisiones que el vehículo necesite para funcionar de manera correcta. Desde averías, revisiones, cambio de piezas por desgaste, sustitución de neumáticos, etc. Existen 2 tipos de mantenimiento que se deben llevar a cabo en tu coche de renting:

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es aquel que se realiza de manera periódica, sin que haya ninguna avería o problema, simplemente para comprobar que todo funciona de manera correcta. Los fabricantes recomiendan hacer revisiones cada cierto tiempo o cuando realizamos un número determinado de kilómetros. Por eso, es importante conocer las indicaciones recomendadas para nuestro vehículo o consultarlas con un profesional.

Mantenimiento correctivo

Este tipo de mantenimiento es el que se realiza en los talleres una vez que han ocurrido averías u otros problemas en el vehículo. Esto puede deberse al desgaste de las piezas o por un accidente de tráfico.

En la mayoría de los casos, las empresas de renting suelen ocuparse del mantenimiento de los vehículos, pero si existen deterioros ocasionados por un mal uso del coche, entonces la empresa no se hace responsable de los costes de reparación.

¿Qué debo hacer si mi coche de renting tiene una avería?

Si tu coche sufre una avería o rotura, tendrás que llamar a la empresa de renting para que envíen a alguien a solucionar el problema. Ya sea para arreglarlo en el mismo lugar o para trasladar el vehículo a un taller. Siempre que sea posible deberás llevarlo tú mismo al taller.

En el caso de los neumáticos, la sustitución de los mismos no siempre viene incluida y cuando lo hace, tiene algunas condiciones restrictivas. Por lo tanto, es recomendable que aclares los detalles con la empresa de renting.

Por ejemplo, la cuota mensual del renting de VAMOS incluye el cambio de neumáticos al desgaste ocasionado por el uso y para cumplir con las normas de seguridad.

Registro de daños preexistentes

Algo muy importante que tienes que tener en cuenta cuando recibes tu coche de renting, es que debes revisarlo a fondo antes de firmar el acta de entrega. Debes comprobar que este no cuenta con ningún desperfecto, y en caso de encontrar algún fallo, deberás anotarlo en el acta para que el proveedor se encargue de solucionarlo.

Ten en cuenta que un perito realizará una revisión similar del vehículo cuando finalice tu contrato de renting, por lo que es imprescindible que lo entregues en las mejores condiciones para evitar posibles sobrecargos.

¡Ahora ya sabes cómo llevar un mantenimiento correcto en tu coche de renting! Pero, ¿sabes lo mejor? Si contratas tu coche de renting con VAMOS, podrás olvidarte del mantenimiento y las revisiones de tu vehículo ya que viene todo incluido en tu cuota mensual. Tendrás asistencia 24/7 los 365 días del año. Además, también contarás con seguro a todo riesgo y asistencia en carretera.

¡Tan solo tendrás que pensar en disfrutar de tu coche nuevo! ¿A qué esperas para descubrir la nueva forma de tener coche? ¡VAMOS!

Compartir