Accidentes por alcance. Como prevenir accidentes en carretera.

28 de septiembre de 2020 Tiempo de lectura 5´

La teoría es sencilla, cualquier conductor debería tenerla siempre presente y, por supuesto, respetarla: distancia de seguridad es aquella que se debe dejar con el vehículo que circula delante de nosotros para evitar chocar con él. Lamentablemente, no siempre se respeta, y ese es uno de los aspectos que deberías valorar a la hora de decidirte por un coche en renting.

¿No lo ves claro? Piensa en un accidente muy común, puede que incluso hayas sufrido alguno similar: un pequeño atasco en la entrada a la ciudad, el coche que va justo detrás de ti no ha guardado la distancia adecuada y te ha alcanzado cuando tú has frenado. Seguramente las consecuencias no sean muy graves, pero con un coche en renting de Vamos la situación será mucho menos problemática para ti.

¿Qué beneficios tiene el renting?

El que hemos puesto es solo un pequeño ejemplo, pero lo cierto es que no respetar la distancia de seguridad es una de las infracciones más frecuentes y uno de los factores de riesgo de accidente considerados por la Dirección General de Tráfico (DGT). Si el impacto es de escasa envergadura y el vehículo no sufre desperfectos, todo quedará en un susto. Pero cuando sí hay daños, un coche en renting te ofrece mayores garantías.

Un alcance puede causar daños serios en tu coche o una avería que te impida seguir circulando. Puede que incluso el golpe te lance contra el vehículo que circula delante del tuyo, haciendo que el siniestro sea mucho más serio. Todo, sin contar los daños personales. Ahí entran en juego los seguros y las coberturas contratadas. Con un coche en renting de Vamos puedes despreocuparte de ese aspecto.

La diferencia es importante. En ocasiones, por ahorrar un poco en los seguros, tenemos la tentación de prescindir de ciertas coberturas o de modificar las condiciones de las pólizas. El ejemplo son los seguros a terceros o las franquicias. Con un coche en renting, el seguro deja de ser un quebradero de cabeza porque suele estar incluido en la cuota que pagarás. Sí, una póliza completa a todo riesgo ¡y sin franquicia!

Tal vez no puedas controlar cómo conducen los demás, pero sí puedes circular con la tranquilidad de que ante cualquier percance estarás perfectamente asistido. Imagina que tienes un seguro a terceros y no hay acuerdo sobre el responsable del siniestro o que el conductor que lo ha provocado circula sin seguro. Con un coche en renting, al menos, puedes despreocuparte de estas cuestiones.

Ventajas no solo para particulares

Y si en caso de un alcance las ventajas de un coche en renting para particulares son muchas, estas se multiplican si eres autónomo o tienes una empresa. Seguramente, el coche o la furgoneta sean imprescindibles para desarrollar tu actividad. Y, al viajar más, también están mucho más expuestos a colisiones por no respetar la distancia de seguridad: viajes cortos, atascos, movimientos en horas punta y en zonas de alto tránsito

En tu caso, los beneficios del renting se multiplican por cada vehículo que tengas y por cada kilómetro que tú o tus empleados hagáis con él. Evidentemente, nadie puede asegurar que no vayáis a veros implicados en un siniestro en un momento dado, pero con Vamos sí podrás tener la tranquilidad de que estarás perfectamente cubierto.

A ello hay que añadir una ventaja: un coche en renting, por lo general, incluye el mantenimiento básico. No solo supone un ahorro, sino que tus vehículos estarán siempre en perfectas condiciones. No olvides que un coche en buen estado y un conductor responsable pueden reducir notablemente el riesgo y las consecuencias de sufrir un alcance.

Seas particular, autónomo o empresa, en Vamos encontrarás el vehículo que necesitas y con las mejores condiciones para que nada te pueda parar. ¿A qué esperar para informarte?

Compartir