Consejos

¿La lluvia te genera inseguridad al volante? Apunta estos consejos


Publicado el Tiempo estimado de lectura 3'
Consejos para conducir con lluvia

La lluvia no es nuestra mejor compañera de viaje: hace que la adherencia de los neumáticos sea menor, obliga a que las maniobras sean más delicadas y nos hace aumentar los niveles de atención. No podemos controlarla, pero sí podemos poner todo lo que esté de nuestra parte para que la conducción sea lo más segura posible. Además de cuidar el mantenimiento para que sea correcto (poniendo especial énfasis en las escobillas, los neumáticos, los amortiguadores y los frenos), hay algunos consejos que podemos aplicar cuando aparezca el mal tiempo para que no nos estropeen el viaje y sigamos disfrutando sólo de lo bueno de tener coche. ¿Vamos?

El aquaplaning

Uno de los efectos causados por la lluvia intensa que más tememos los conductores es el aquaplaning. Cuando notemos que la dirección flota, tendremos que actuar. Lo primero de todo es reducir la velocidad sin tocar el freno. ¿Cómo? Soltando poco a poco el acelerador mientras sujetamos con fuerza el volante. Permanece así hasta que notes cómo las ruedas vuelven a tener agarre. Eso sí, este no es el único consejo que tienes que seguir cuando llueva. Apunta también estos.

Consejos para conducir con lluvia

Cuidado con la velocidad

Cuando el tiempo no acompaña y aparece la lluvia, lo más recomendable es reducir la velocidad y adaptarla al estado de la vía.

Más distancia de seguridad

Con lluvia la visibilidad baja y, por lo tanto, tardamos más en ver todo lo que nos rodea. A esto hay que añadir el ‘efecto spray’: el agua que nos pulverizan las ruedas de los coches que nos rodean y, sobre todo, las del coche que circula delante de nosotros dificulta mucho la visión. Por lo tanto, aumentar la distancia de seguridad es una acción clave.

Suavidad en la frenada

La lluvia moja los frenos y esto tiene un par de consecuencias: la distancia de frenado aumenta y también la posibilidad de bloquear las ruedas. ¿Cómo actuar cuando necesitamos reducir la velocidad? Anticipando la frenada y haciéndolo con mucha suavidad.

Consejos para conducir con lluvia

Maniobras progresivas

Al volante llevamos a cabo muchas maniobras: cambios de dirección, de carril… Tendremos que hacerlo de forma progresiva y suavemente para evitar acciones bruscas e inesperadas que nos hagan perder el control del coche con la lluvia.

Precaución con las señales y las alcantarillas

La lluvia hace que las alcantarillas y las señales que delimitan los carriles, los pasos de peatones y las carreteras se conviertan en terreno peligroso para nuestro coche. Además de evitarlas, es aconsejable no pisarlas con la dirección girada ni aceleran cuando las ruedas de la tracción estén sobre ellas.

Las luces, siempre

Cuando llueve, se ve peor. No sólo por la presencia de agua, también por la ausencia de luz; dos factores que complican la conducción. Por ello, usa siempre las luces: no sólo para ver tú, también para que te vean los demás.

Artículos Relacionados